Skip to content

Desde el inodoro

El único lugar que siempre aceptará tu contribución

¿Qué significa ganar?  ¿Qué es el éxito en realidad?  Si tienes un don, si tu talento es extraordinario por encima de la generalidad de los talentos, ¿no eres acaso exitoso ya?  Has sido favorecido por el mismísimo dador de talentos, y su decisión en estimarte no puede estar equivocada.  ¿En qué se basa entonces el sentimiento propio de plenitud?

Lo que yo sé, es que mis dones me fueron manifestados en una etapa muy temprana.  Lo que es peor:  nunca fui conciente de su relevancia.  El talento siempre viene acompañado de carencias indelebles, y por ende, siempre visibles desde los ojos de aquéllos que nos aman.  Ningún talento, ningún futuro, ningún sueño desplazarán la necesidad de una madre sobreprotectora, o de un padre incólume, quienes -por acto reflejo– tratarán implacablemente de convencer al hijo de mejores opciones.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: